Monchique: un pueblo de montaña con encanto

Monchique es una pequeña ciudad portuguesa ubicada en la cordillera del noroeste del Algarve en la Sierra de Monchique.

Desde estas exuberantes y verdes montañas, la vista es impresionante y es el escenario perfecto para una caminata o un relajante fin de semana en un spa. ¡Monchique es el sueño de un amante de la naturaleza hecho realidad!

Si estás en el Algarve y necesitas un descanso de la arena dorada y el surf, Monchique puede ser el refugio perfecto.

A continuación, presentamos todo lo que necesitas saber sobre la ciudad para aprovechar al máximo tu visita.


Cómo llegar a Monchique

La mejor forma de llegar a las colinas de Monchique es en coche.

Si te diriges a Monchique desde Lisboa, sigue la A2 hasta la IP2 / N123 y toma la salida 12 en Castro Verde. Luego, sigue el IC1 y N267 hasta tu destino final. Esta es la ruta más directa y tardarás unas 3 horas.

Si tienes tiempo y prefieres algo más pintoresco que te permita disfrutar de la zona, hay muchas opciones para explorar. Puedes conducir por la autopista durante aproximadamente una hora y luego desviarte en Grandola. Desde allí, toma la N120 hacia Odemira, toma la M522 hacia la N266 y luego sigue la N266 hacia Monchique. Tardarás un poco más, unas 4 horas, ¡pero valdrá la pena!

Viajar a Monchique desde cualquier lugar del Algarve es muy fácil. Desde Faro, el viaje dura un poco más de una hora y hay varias rutas diferentes, algunas más pintorescas que otras. Desde otros puntos importantes del Algarve como Portimao y Lagos, el viaje es de solo 30 a 40 minutos.

Si no tienes pensado alquilar un coche, también es posible viajar en tren desde Lisboa a Messines-Alte y luego coger un taxi desde allí. Sin embargo, esta puede ser una forma más cara de llegar allí.



Qué hacer en Monchique

Monchique es una tranquila ciudad de montaña, pero más allá de las vistas y el ambiente relajado, hay muchas cosas que puedes hacer para disfrutar de tu tiempo.

Estos son solo algunos de nuestros favoritos:


Visita Caldas de Monchique

A las afueras de Monchique se encuentra Caldas de Monchique, donde podrás descansar un poco y relajarte. ¡Aquí encontrarás el único balneario termal del Algarve!

Las aguas de manantial que fluyen aquí pueden alcanzar temperaturas de 32 ℃ y se cree que tienen propiedades medicinales. De hecho, estas mismas aguas se han disfrutado desde la época romana y se creía que eran sagradas.


Goza de un masaje, sumérgete en una piscina termal o simplemente disfruta del paisaje. Decidas lo que decidas, seguramente experimentarás un poco de paz y tranquilidad, y te sentirás renovado.



Parada en el Parque da Mina

Cerca de Caldas de Monchique, se encuentra el Parque da Mina. Este es un parque temático situado alrededor de una antigua mina de mineral de hierro.

Los visitantes no solo pueden ver el funcionamiento de la mina, sino que también pueden visitar la destilería de medronho. Medronho es un brandy tradicional portugués que se elabora con el fruto del árbol Arbutus, que se conoce comúnmente como el "madroño". Este tipo de brandy se conoce como "agua de fuego" por personas que no hablan portugués; es una bebida dulce y potente que se encuentra casi exclusivamente en el interior del Algarve. Definitivamente debes probarlo cuando estés en la región.

En los jardines del parque hay una casa solariega del siglo XVIII que también se puede visitar. Si prefieres quedarte al aire libre, hay un sendero natural de montaña que ofrece excelentes vistas y zonas tranquilas para hacer un picnic entre los pinos.

¡Asegúrate de hacer una parada en el zoológico de mascotas para alimentar a las cabras enanas y los cerdos vietnamitas! Hay un parque infantil disponible para los niños y, si estás buscando algo más aventurero, ¡haz un viaje en el tobogán de cuerda!


Disfruta en una feria o festival

Dependiendo del momento de Tu visita, hay algunas ferias y festivales que podría valer la pena visitar.


Festival das Camelias

Si visitas Monchique en febrero o marzo, debes asistir al Festival das Camelias. Este festival se celebra en honor a la flor de la camelia y ofrece algunas de las imágenes más increíbles. El formato del festival evoluciona y cambia año tras año, pero podrás encontrar arreglos impresionantes y exhibiciones florales mezcladas con música y actuaciones en toda la ciudad.



Feira dos Enchidos Tradicionais

También en marzo, generalmente la primera semana, es la Feira dos Enchidos Tradicionais. ¡Ubicada en la plaza del pueblo, sería difícil perderse esta celebración de la salchicha!

Si bien los mariscos son el tipo de comida más común y celebrada en otras partes del Algarve, en Monchique, la carne de cerdo es un ingrediente muy preciado. Dirígete a la plaza del pueblo para probar las tradicionales salchichas de cerdo, preparadas con recetas antiguas, disfruta de las actuaciones folclóricas y explora las artesanías hechas a mano que se venden en los puestos que bordean las calles.


Feira do Presunto

Cuando dijimos que la carne de cerdo era un ingrediente preciado, lo dijimos en serio. La Feira do Presunto es una fiesta centrada en el jamón curado que proviene de Monchique.

Este festival, que tiene lugar en julio, es una excelente manera de pasar una noche de verano. Goza con los eventos creativos del festival y las actuaciones que se realizan hasta altas horas de la madrugada.


Artechique

Monchique fue una vez un gran productor de textiles y esa habilidad todavía es evidente hoy en las artesanías y productos hechos a mano que se producen aquí.

Cada septiembre, Monchique celebra una feria de artesanía conocida como Artechique. Aquí los artesanos tradicionales se mezclan con los artistas más jóvenes para mostrar algunas piezas verdaderamente únicas e increíbles. Desde textiles tradicionales hasta creaciones más modernas, te sorprenderá lo que puedes ver y comprar. ¿Quieres una pieza única para llevarte a casa? ¡Seguro que la encontrarás aquí!


Caminata por las montañas

Monchique es un destino popular para el ciclismo de montaña y la observación de aves. Las montañas de Monchique y sus paisajes arbolados son ideales para aventuras al aire libre.

Para obtener la mejor vista de todo el Algarve, sube a Foia, el pico de montaña más alto de la región. A 902 metros sobre el nivel del mar, podrás ver todo el camino desde Monchique hasta Cabo Sao Vicente al oeste y Faro al este.

A 774 metros de altura se encuentra el mirador de la Picota. Descansa aquí y disfrutea de las vistas que ofrece de la costa sur del Algarve.


Explore la ciudad

¡Hay muchas cosas que valen la pena explorar en misma ciudad! La actividad humana en esta zona en realidad se remonta al período neolítico, lo que hace de Monchique un lugar verdaderamente especial.

Pasea por la plaza y visita las numerosas tiendas de artesanía que bordean las calles adoquinadas. Aquí, puedes comprar cualquier cosa, desde una canasta de mimbre hasta esculturas y utensilios de madera.

Con una historia que se remonta al siglo XVI, Igreja de São Sebastião es una iglesia ubicada cerca de la entrada al pueblo. Su edificio fue encargado por el rey D. Sebastião y fue inaugurado por el rey en 1573. El exterior es sobrio, pero hay varias piezas ornamentales en el interior que merecen una visita.


A las afueras de la ciudad se encuentra el Convento de Nossa Senhora do Desterro, un convento que fue fundado en 1631. Fue destruido en el terremoto de 1755 pero finalmente fue restaurado. Desafortunadamente, hoy en día, el convento se encuentra en muy mal estado. Pero el paseo hasta el convento merece la pena.

Para llegar al convento, sube las escaleras de Monchique y camina por la carretera. Cuando termines el camino, sigue el camino sinuoso hasta llegar a la puerta. Al pasar los alcornoques, verás letreros que dicen que es propiedad privada y que debes mantenerse alejado, pero puedes continuar a través de la puerta de alambre hasta la puerta de al lado. Si esa puerta está abierta, las personas que viven en él están en casa y te dejarán recorrer la propiedad. Todavía puedes explorar algunos vestigios de la ornamentada historia del convento.

Una vez hayas terminado de mirar las ruinas, puedes dar un paseo por los jardines y los árboles frutales que crecen allí. La tierra alberga abundantes aguacates y naranjos de olor maravilloso, que dan a una hermosa vista.

Dónde alojarse en Monchique

Esta zona tiene muchos lugares increíbles en los que alojarse. Estas son algunas de nuestras principales sugerencias:


Monchique Resort & Spa

Este complejo de 5 estrellas se encuentra a solo 5 minutos de Caldas de Monchique. Este lugar cuenta con todas las comodidades que puedes esperar de un hotel de primer nivel, incluida una piscina al aire libre. Hay muchas experiencias de talleres disponibles en 6 categorías diferentes: bienestar, deporte, naturaleza / sostenibilidad, alimentación saludable, familias y talleres destacados. Cada una de estas experiencias te ayudará a aprovechar al máximo el entorno natural y relajar tu cuerpo y alma.

Las habitaciones son modernas y tienen ventanales que ofrecen vistas despejadas a las montañas y la costa.


Quinta do Tempo Turismo Rural

Para escapar de lo ordinario, hospédate en Quinta do Tempo Turismo Rural. Esta antigua casa de campo se ha transformado en acogedores apartamentos donde puedes descansar y relajarte en un entorno rural. Rodeados de verde y agua de manantial, estos alojamientos muestran lo mejor de la región de Monchique. Ya sea que elijas descansar en el jardín cuidado o hacer la caminata de 2 km hasta la ciudad, ¡te alegrarás de haber estado aquí durante tu estancia!

Monchique es una pequeña ciudad de montaña única que ofrece una escapada de las experiencias comunes de playa y resort que son populares en el Algarve. Para unas vacaciones verdaderamente relajantes, reserva nuestro retiro de bienestar y equilibrio corporal o llámanos y te ayudaremos a crear tu propio recorrido perfecto.