São Brás de alportel

São Brás de Alportel es una localidad rural situada en el interior del Algarve. El pueblo colinda con las colinas de la Serra do Caldeirão, ofreciendo desde su cima unas increíbles vistas de la costa del Algarve.

Al igual que la mayoría de las localidades del Algarve, São Brás de Alportel fue habitada por los romanos y más tarde ocupada por los árabes.

En el siglo XVII, São Brás se convirtió en la residencia de verano de los obispos del Algarve, que construyeron aquí un palacio episcopal para escapar del calor veraniego. No queda mucho del complejo original del palacio, tan sólo una fuente barroca y un pequeño jardín conocido como Jardim da Verbena.

São Brás de Alportel fue también el mayor productor de corcho de Portugal, y durante años esta fue la principal fuente de ingresos para la economía local. La industria del corcho se trasladó al centro y norte de Portugal, lo que obligó a São Brás a depender de otros recursos, como la agricultura y la artesanía. Si quieres saber más sobre la industria del corcho, no te pierdas la visita a la fábrica de Novacortiça. Situada en el extremo sur de São Brás, es una de las fábricas de corcho más importantes de Portugal.

Los turistas aún no conocen esta región, situada a solo unos minutos del aeropuerto de Faro. São Brás es un excelente punto de partida para explorar la zona rural del Algarve. También está suficientemente cerca de la costa, en caso de que quieras pasar un día o dos en la playa.

El centro histórico está rodeado de casas bajas que contrastan con las antiguas mansiones con fachadas de azulejos, un recordatorio de la prosperidad pasada de São Brás. Ubicado en una de esas mansiones se encuentra el Museo del Traje del Algarve. En este museo puedes encontrar los trajes típicos utilizados en el Algarve durante los siglos XIX y XX.

La iglesia parroquial de São Brás de Alportel data del siglo XV, pero fue reconstruida y ampliada después del terremoto de 1755. En el baptisterio de la iglesia hay un retablo de mármol, bastante difícil de encontrar en el Algarve. Vale la pena pasear por el jardín que rodea la iglesia, ya que ofrece excelentes vistas del campo y el mar.

Hay un pequeño callejón detrás de la iglesia que lleva a la Calçadinha Romana. Esta es una antigua calzada romana descubierta durante las excavaciones arqueológicas en la región.

Al norte de São Brás se encuentra el pueblo de Alportel y justo encima, el parque de Fonte Férrea. El parque se ubica entre pinos y eucaliptos, y tiene un agradable área de picnic con mesas y bancos de madera.

Conduce aún más al norte y tropezarás con la Cova da Muda y sus vastas colinas.

Hay dos miradores fantásticos que vale la pena visitar en São Brás de Alportel: el Miradouro do Alto da Arroteia y el Miradouro do Alto da Ameixeira.

No hay conexión entre São Brás y la línea de ferrocarril del Algarve, así que la única forma de llegar es en autobús o en coche.

Los eventos principales en São Brás de Alportel son las Festas das Tochas Floridas, la Feira da Serra y la Feira e Festa. La Festa das Tochas Floridas es una celebración religiosa que tiene lugar todos los años durante el Domingo de Pascua. Durante la procesión, las calles de São Brás se pavimentan con flores y la gente lleva antorchas de flores. En el último fin de semana de julio, São Brás celebra la Feira da Serra, un gran evento con música en vivo y puestos que venden comida y artesanías locales. La Feira e Festa es  una feria de alimentos y artesanías y se celebra cerca del mercado de São Brás el primer domingo de septiembre.

Explora esta región siguiendo nuestro tour por São Brás de Alportel.

Volver a la página principal