Cosas que hacer en Jerez de la Frontera, España

A menudo, Jerez queda eclipsada por ciudades más grandes como Sevilla y Cádiz, pero esta ciudad también merece estar en vuestro itinerario por Andalucía. El Alcázar y la Catedral comparten su encanto con Sevilla, pero con menos aglomeraciones. Y algunas de las festividades más populares de la región ocurren aquí, como la Feria del Caballo.

Jerez también forma parte del triángulo del vino de Jerez, así que es el sitio perfecto para los amantes del vino. Hay bodegas repartidas por toda la ciudad que ofrecen tours y catas, y en cuanto a tapas, tenéis que probar los tabancos.

Aquí debajo encontraréis un itinerario que os mostrará las mejores cosas que hacer en Jerez, incluyendo los mejores sitios donde comer y beber, y los festivales que no os podéis perder.


Un día en Jerez de la Frontera


Mañana: Arcos de la Frontera

Si viajáis de Sevilla hacia Jerez, podéis coger un pequeño desvió hasta Arcos de la Frontera. Se trata de uno de los muchos pueblos blancos repartidos por Andalucía. El pueblo se encuentra en un acantilado que da al río Guadalete. Cuando lleguéis, perderos por los laberintos de casas blancas, y después dirigiros hacia el Castillo de Arcos. Este castillo de piedra os proporcionará unas vistas espectaculares del pueblo y del río.



Estación de tren de Jerez

Hay varias maneras de llegar a Jerez de la Frontera, podéis conducir hasta aquí o coger un tren en una de las principales ciudades de Andalucía (Cádiz, Sevilla y Córdoba). Sea como sea que lleguéis, vale la pena parar en la estación para admirar su histórica fachada. Fue establecida en 1854, y actualmente se encuentra entre las estaciones más populares de Andalucía. También hay conexiones de larga distancia entre Madrid y Jerez.



Cata de Vino de Jerez

La mejor manera de comenzar vuestro día en Jerez es con una copa de vino de Jerez.   Este vino fortificado está hecho exclusivamente en la región del vino de Jerez en España, que incluye las ciudades de Jerez, El Puerto de Santa María y Sanlúcar de Barrameda, también conocido como el triángulo del vino. Los mejores sitios donde probar el vino de Jerez son las bodegas locales. La mayoría de ellas ofrecen recorridos por la propiedad, como la Bodega Diéz Mérito, que lleva produciendo vino de Jerez desde 1876. Otras bodegas destacables en la zona incluyen: Bodega Tio Pepe, Bodegas Lustau, Bodegas Tradición y Bodegas Fundador.



Iglesia de San Miguel

Después de una o dos copas de vino, id caminando hasta la Iglesia de San Miguel. El diseño de la iglesia se inspiró en la catedral de Sevilla. Construida entre los Siglos XV y XVIII, combina una serie de estilos arquitectónicos, desde gótico hasta renacentista y barroco. Aseguraros de mirar hacia arriba y admirar las tejas de encima del campanario.



Alcázar

Mientras estéis en Jerez, vale la pena que visitéis el Alcázar. Aunque más pequeño que el de Sevilla, este fuerte del Siglo XI sigue siendo un impresionante ejemplo de la arquitectura árabe en España.  Su torre octagonal destaca desde la distancia y detrás de sus muros defensivos hay un jardín con lechos de coloridas flores y una serie de elementos históricos como baños árabes. A vuestra izquierda, encontraréis una antigua mezquita, convertida en capilla en el Siglo XIII. A vuestra derecha, está el Palacio Villavicencio, un palacio barroco que incluye una cámara oscura donde obtendréis unas vistas panorámicas de la ciudad. 



Catedral

Justo al lado del Alcázar encontraréis la Catedral de Jerez. Fue tan largo el proceso de construcción de esta iglesia, que acabó incorporando una mezcla de elementos góticos, barrocos y neoclásicos. Varios arquitectos contribuyeron a su construcción, que empezó en 1695 y duró hasta 1778. Dentro, destacan los techos abovedados con sus complejos tallados, y hay un museo que expone cubertería y artículos religiosos como pinturas de la Virgen María, “La Virgen Niña” de Zurbarán. El campanario se parece al alminar que podría pertenecer a la antigua mezquita de Jerez.



Tarde: Palacio del Virrey Laserna

Detrás de su humilde fachada neoclásica, el Palacio del Virrey Laserna esconde una serie de habitaciones lujosas repletas de antigüedades. El palacio ha pertenecido a la misma familia desde la conquista de Jerez por Alfonso X en el Siglo XIII. Durante el Siglo XVIII, se convirtió en la residencia del Condado de los Andes. Actualmente, los visitantes pueden echar un vistazo a su interior uniéndose a una visita guiada de 40 minutos. Durante la visita, aprenderéis más sobre la historia de la familia y su estilo de vida aristocrático. Las visitas guiadas están disponibles en inglés, francés, y español.



Mercado Central De Abastos

Justo en el centro de Jerez encontraréis el mercado local de alimentos, el Mercado de Abastos. Situado en un edificio del Siglo XIX, ofrece una amplia selección de productos frescos, incluyendo pescado, carne y verduras. Dentro, hay más de 100 puestos, cada uno con su especialidad. Encontraréis muchos vendedores de marisco, ya que Jerez se encuentra a pocos kilómetros del mar. Gambas, erizos de mar y ostras son algunos de los favoritos. Incluso si no queréis comprar comida, vale la pena venir para disfrutar del ambiente.



Plaza De La Asunción

Después del mercado, seguid hasta la pequeña plaza de la Asunción. Allí encontraréis el antiguo ayuntamiento con su fachada renacentista, y la Iglesia de San Dionisio, dedicada al patrón de la ciudad y de estilo gótico - mudéjar. La plaza también fue conocida como Plaza de Los Escribanos, ya que era donde la mayoría de escribanos locales solían trabajar.



Espectáculo de baile de caballos

Aparte del vino de Jerez, Jerez también es famoso por los caballos andaluces. Ver un espectáculo de caballos es una de las cosas que no os podéis perder si visitáis Jerez. El mejor sitio para presenciar uno es la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre, situada solo a unos minutos del centro de la ciudad. El espectáculo, de unos 90 minutos, os mostrará el tradicional baile de los caballos andaluces. Los jinetes se visten con trajes del Siglo XVIII y los caballos bailan al ritmo de la música clásica española. Antes de iros, aseguraros de mirar el calendario en su página web para ver sus fechas. Las entradas os darán acceso al espectáculo, y por un precio adicional, también podréis disfrutar de un recorrido por la propiedad.



Mapa del recorrido por Jerez de la Frontera


Otras cosas que hacer en Jerez de la Frontera

  • Palacio del Tiempo: Situado cerca de la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre encontraréis el Palacio del Tiempo, que contiene un increíble museo del reloj. Establecido en 1973, presenta una colección de más de 200 relojes con piezas de fabricantes españoles y franceses, distribuidos entre dos plantas. Las visitas guiadas están disponibles de lunes a viernes con la primera sesión a las 9:30 de la mañana y la última a la 1:15 del mediodía.

  • Cartuja de Jerez: Cartuja de Jerez es uno de los monasterios más destacables de la provincia de Cádiz. Establecido durante el Siglo XV por la orden cartujana, muestra una mezcla de estilo gótico con elementos barrocos añadidos más tarde. Si conducís hasta Jerez, vale la pena desviaros un poco para admirar este imponente monumento nacional.


  • Circuito de Jerez: El Circuito de Jerez es un circuito de carreras situado a 10 km al norte del centro de Jerez. Allí se realizan varias carreras, tanto de coche como de moto, incluyendo el Grand Prix World Championship. Marzo, abril y mayo son los meses más ajetreados, así que prestad atención al calendario si planeáis ir a ver una carrera en este circuito.



Qué hacer con niños en Jerez de la Frontera

Si viajáis a Jerez con niños, hay otras actividades que podéis incluir en vuestro viaje. Una visita a la Real Escuela Andaluza para ver el espectáculo de caballos será probablemente el plan número uno de la lista. Será incluso más especial si hacéis la visita en mayo, durante la Feria del Caballo.

No muy lejos del centro de la ciudad encontraréis el Zoobotánico, donde las familias pueden ver animales de todas partes del mundo mientras pasean por los jardines botánicos.


Para los más pequeños podéis visitar La Ciudad de los Niños y las Niñas, un gran parque infantil con toboganes, trampolines y tirolinas.

Otra experiencia que vale la pena en la zona es el recorrido por el Museo de la Miel. Durante la visita, los niños aprenderán sobre el proceso de fabricar miel y verán las colmenas de muy cerca mientras se visten con trajes especiales.


Dónde comer en Jerez de la Frontera

Algunos dicen que las tapas nacieron en Jerez. En el pasado, este tentempié solía usarse como tapa en las copas de vino. Ayudaba a proteger el vino de las moscas y la arena.

En Jerez, los mejores sitios para comer tapas son los tabancos. Estas pequeñas tabernas surgieron en el Siglo XVII y actualmente están repartidas por toda la ciudad. Podéis escoger un sitio de la lista de aquí abajo o probarlos todos en un tour de tapas – esto depende de vosotros.

  • Tabanco San Pablo: Establecido en 1934, San Pablo destaca por su atmósfera tradicional. Antiguos barriles de vino decoran el bar, donde sirven una gran variedad de vinos de jerez, como moscatel, oloroso y fino. Probad sus panecillos y su tortilla.
  • Tabanco El Pasaje: Este es el tabanco más antiguo de Jerez. Aparte de servir vino y tapas, El Pasaje también ofrece espectáculos de flamenco gratuitos.
  • El Almacén: Situado en el centro de la ciudad, Almacén es famoso por su gran selección de vinos locales. Su menú cambia según la estación, pero entre sus platos cabe destacar los buñuelos de bacalao.
  • Bar Juanito: Este restaurante familiar es uno de los favoritos de los locales y por eso suele estar bastante lleno. Tienen dos especialidades: las alcachofas y la berza jerezana (estofado de garbanzos)


Hoteles de Jerez de la Frontera

En Jerez hay hoteles para todos los bolsillos, pero aquí debajo encontraréis nuestras recomendaciones.

  • Casa Viña De Alcántara (2 estrellas): Situado en las afueras de Jerez, esta casa de campo tiene una ubicación perfecta para una escapada relajante. La piscina exterior está rodeada de palmeras y cipreses, y el interior tiene una acogedora atmósfera con el mobiliario de madera y una decoración sencilla. En esta propiedad solo hay 9 habitaciones, así que es ideal si buscáis un poco de privacidad.


  • Palacio Garvey (4 estrellas): Situado en un palacio del Siglo XIX en el centro de la ciudad, este hotel fue la casa de los condes de Garvey. Ofrece una serie de habitaciones espaciosas, la mayoría tienen bañeras de hidromasaje. Hay un restaurante dentro y una pequeña biblioteca donde los huéspedes podrán relajarse al final del día.

  • Eurostars Asta Regia (4 estrellas): A solo 5 minutos del Alcázar, encontraréis este agradable hotel de 4 estrellas. Después de explorar la ciudad, podéis regresar y relajaros en su piscina exterior o en la sauna, que tiene un baño turco.

  • Hotel Villa Jerez (5 estrellas): Villa Jerez es la opción perfecta para esos que quieran estar cerca de la Real Escuela. Construido como una villa privada en los años 50, actualmente es un hotel de 5 estrellas con amplios jardines y una piscina exterior. Consta de 18 habitaciones, algunas de ellas con balcones. Este hotel restaurante está abierto para comer y cenar y sirve platos tradicionales locales.

  • Barceló Montecastilla Golf (5 estrellas): En este lujoso hotel, los huéspedes pueden escoger entre habitaciones o villas privadas con cocinas equipadas. Hay varias instalaciones deportivas en las premisas, incluyendo un campo de golf de 18 agujeros, una pista de tenis, campos de fútbol y pistas para correr. Para aquellos que prefieran relajarse, también hay un spa con una sauna y con 5 piscinas.


La mejor época para visitar Jerez de la Frontera

La mejor época para visitar Jerez de la Frontera es durante principios de primavera o durante otoño. Igual que la mayoría de sitios de Andalucía, las temperaturas en verano son increíblemente altas, así que es mejor evitar visitarla en julio y agosto. También podéis considerar realizar el viaje durante alguna festividad local, como la Feria del Caballo en mayo o La Fiesta del vino de jerez en setiembre. Si decidís hacer esto, aseguraros de reservar el hotel con antelación ya que puede estar bastante lleno durante estos eventos.



Festivales de Jerez de la Frontera

  • Festival de Jerez: Cada año, en febrero, el flamenco se apodera de Jerez. Este apasionado baile español es el tema central este festival de dos semanas. Tanto profesionales como aspirantes bailaores de flamenco vienen aquí para unirse a talleres especializados y clases de baile grupales. Para los visitantes, la principal atracción son los espectáculos de flamenco en directo.


  • Feria del Caballo: En mayo, Jerez da la bienvenida a la Feria del Caballo, uno de los festivales más famosos de Andalucía. Los jinetes se visten con trajes tradicionales y desfilan con sus caballos por el recinto ferial de González Hontoria. Esta celebración dura alrededor de una semana y suele incluir corridas de toros. Dentro del recinto también hay casetas, pequeños puestos donde podréis comer algo.


  • Fiestas de la Vendimia: Para los amantes del vino, setiembre es la mejor época para visitar Jerez. Es el mes de las Fiestas de la Vendimia, un festival que celebra la vendimia anual. Suele empezar sobre el 8 de setiembre, y durante esta época podréis ver a los locales recogiendo uvas y pisándolas.


Volver a viaje por carretera por Andalucía