casa-dos-sonhos-last-remaining-weeks.jpg.png

Qué hacer en Burgos, España - un itinerario de dos días

Burgos es la capital de la región de Castilla y León. Como en otras muchas ciudades del norte de España, aquí encontrarás los típicos edificios de piedra oscura y comida tradicional. Entre sus edificios históricos más importantes destaca la Catedral Gótica francesa. Esta ciudad es una de las paradas de la ruta del Camino de Santiago, atrayendo así a millones de peregrinos cada año.

Nuestro itinerario de tres días reúne las mejores cosas para visitar en Burgos, desde iglesias medievales y castillos, hasta museos y plazas. También se incluye recomendaciones sobre dónde comer y dónde alojarse en la ciudad.



Día 1

Por la mañana: Catedral de Burgos

Nuestro viaje comienza con un tour por la Catedral de Burgos. Se tomó más de 40 años para completar este lugar, nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Su construcción comenzó en 1221 y terminó en 1261. Lo que comenzó siendo una simple estructura románica, se conoce hoy como una estructura gótica francesa. Entrando por la Plaza de Santa María, podrás visitar la Capilla de Santísimo Cristo con su crucifijo del siglo XIII y la Capilla de Santa Tecla, con su asombrosa bóveda. Merece la pena visitar la catedral al completo, admirando su impresionante altar con detalles en oro y la cúpula abovedada bajo la que se encuentra la tumba de El Cid, un líder militar de la época medieval que es conocido como un héroe en la región. Junto a este, en el Museo Catedralicio encontrarás una colección de pinturas, tapices y otros elementos religiosos.



Plaza de St. Maria

Tras visitar la catedral, sal por la Plaza de Santa María para disfrutar de una de las torres más infames de la catedral. Estas dos estructuras poseen un estilo similar a las catedrales de París y Reims. En esta plaza encontrarás la Fuente de Santa María, una de las fuentes más antiguas de Burgos, con fecha anterior al 1395.



Iglesia de San Nicolás de Bari

Al girar la esquina encontrarás la Iglesia de San Nicolás de Bari, una iglesia del siglo XV considerada una de las joyas de la arquitectura Gótica. Estuvo en ruinas durante un tiempo, hasta que, en 1911, un proyecto de restauración devolvió a la iglesia su máximo esplendor. Entre sus principales elementos históricos está el increíble retablo renacentista castellano de madera tallada. Esta obra maestra se creó por el obispado de Colonia, el cual también se encargó de diseñar muchos otros monumentos en Burgos. Entre otros elementos históricos se incluye las tumbas góticas de la familia Polanco, quienes pagaron muchos de los diseños del interior de la catedral, así como los tapices flamencos que encontraremos en el museo contiguo.



Arco de Santa María

El paseo seguirá por el Arco de Santa María. Estas puertas del siglo XIV fueron parte de la puerta principal de la antigua ciudad. Exhibiciones temporales se producen en su interior con asiduidad, aunque el edificio en sí merece la pena debido a su fachada ornamentada cubierta de estatuas de reyes y nobles. La puerta conecta con el puente de Santa María.



Por la tarde: Paseo del Espolón

Conocido como “El salón de la ciudad”, este paseo por la orilla norte del río Armazón es el lugar perfecto para dar un paseo por la ciudad. Este camino cubierto de árboles, farolas del siglo XIX y esculturas, atrae a los habitantes de la ciudad cada día, que aprovechan para hacer ejercicio o relajarse en una de las muchas cafeterías de la zona.



Casa Del Cordón

La siguiente parada es la Plaza de la Libertad. En esta encantadora plaza encontrarás un palacio construido por el Condestable de Castilla en el siglo XV. Fue aquí donde los Reyes Católicos, Isabel I y Fernando II, dieron la bienvenida a Cristóbal Colón tras volver de su segundo viaje a las Américas en 1497. Hoy en día, la Casa del Cordón funciona como banco, y lugar de exhibiciones al mismo tiempo.



Plaza Mío Cid

Da un paseo por la Plaza Mío Cid, donde podrás observar la estatua del héroe español El Cid, y pasar por el Puente de San Pablo para observar el río y su exuberante vegetación.



Museo de La Evolución Humana

Cruza la calle y llegarás hasta el Museo de La Evolución Humana, uno de los museos más impresionantes de la ciudad. Aquí aprenderás todo lo que necesitas saber sobre la evolución humana, empezando por una exhibición sobre Atapuerca, una zona arqueológica del norte de Burgos donde se descubrieron los restos fósiles humanos más antiguos de Europa. También existe una zona dedicada a Darwin y su trabajo de investigación. Puedes tardar aproximadamente una hora aquí.



Cartuja de Miraflores

Nuestra última parada es la Cartuja de Miraflores, a 4 km al este del centro de la ciudad. Para llegar hasta allí, puedes seguir el paseo marítimo a través del río Arlanzón; que dura aproximadamente una hora, o llamar a un taxi. Antes de convertirse en un monasterio, se trataba del área de caza de Juan II. Desde el siglo XV, ha sido ocupado por monjes. En su interior, encontrarás diferentes elementos góticos y renacentistas como el altar dorado, que incluye oro de los primeros cargamentos que vienen de América, y los sepulcros de Juan II e Isabel de Portugal.



Día 1 - Mapa del tour de Burgos


Día 2

Por la mañana: Museo de Burgos

Si quieres conocer más sobre la historia de la ciudad, tienes que visitar el Museo de Burgos. Alojado en una mansión del siglo XVI, ofrece exhibiciones sobre prehistoria y arqueología en las que se incluyen objetos antiguos encontrados en Burgos y en la región de Castilla y León en general. Los restos fósiles de la Trinchera, sepulcros góticos y restos de la ciudad romana de Clunia son algunas de las cosas que podrás disfrutar si visitas el museo. También encontrarás diferentes zonas relacionadas con el arte prerromano y contemporáneo.



Monasterio de Santa María la Real de Las Huelgas

Tras caminar treinta minutos desde el museo, llegarás hasta el Monasterio de las Huelgas, uno de los edificios más emblemáticos de España. Fundada en 1887 por Leonor de Aquitania, hija de Enrique II de Inglaterra y mujer de Alfonso VIII de Castilla, este monasterio sigue siendo la casa de unas treinta monjas cistercienses. Solo puedes observar su interior si accedes con un guía turístico. Los horarios cambian durante cada estación, así que si quieres visitarlo, asegúrate de confirmar su horario de apertura primero. En su interior se encuentra el Museo de Ricas Telas, el cual muestra una colección de tejidos civiles de la Edad Media. Durante la visita, también podrás observar los sepulcros de diversos reyes y reinas, un claustro romano y un asombroso altar dorado renacentista.



Por la tarde: Castillo de Burgos

Vuelve al centro de la ciudad para llegar hasta el Castillo de Burgos. Aunque el edificio original y sus fortificaciones pertenecen al siglo IX, se han producido diferentes restauraciones debido a un incendio en 1736, y a los ataques napoleónicos en 1813. Hay un pequeño museo en su interior con exhibiciones sobre la historia de Burgos.



Mirador del Castillo

A unos pocos minutos del castillo encontrarás el Mirador del Castillo. Las vistas que ofrece hacen que merezca la pena subir hasta allí. Desde aquí podrás observar la catedral y muchos otros de los edificios históricos de la ciudad. Si no quieres subir a pie, también puedes llegar hasta allí en coche.



Plaza Mayor

Termina tu día en el centro de la ciudad, visitando la Plaza Mayor. Siempre encontrarás esta plaza llena de gente, no importa si es de día o de noche. Las calles que la rodean están repletas de bares donde podrás tomar unas tapas y un vino. Muchos peregrinos descansan aquí, haciendo una pausa en su ruta del Camino de Santiago. Si viajas en verano no puedes no probar el Tinto de Verano, una mezcla de limonada con vino servida con mucho hielo.



Día 2 - Mapa del tour de Burgos


Qué más hacer en Burgos

Camino de Santiago: Burgos es una de las paradas para muchísimos peregrinos que se encuentran haciendo el histórico camino que lleva hasta la Catedral de Santiago de Compostela. La ruta del interior de la ciudad atraviesa una zona industrial, así que no es la más bonita, pero antes de alcanzar León atravesaremos por los campos de trigo. La ruta está señalada gracias a las conchas de vieira.


Monasterio de Santo Domingo de Silos: Este impresionante monasterio Benedictino se construyó en el siglo VII, y es uno de los edificios históricos más emblemáticos de la región. Se encuentra a una hora de Burgos. Las guías normalmente se ofrecen por los propios monjes que viven allí. Si tienes suerte, los podrás observar interpretando uno de sus famosos cantos gregorianos.


Bodegas Portia: Burgos forma parte de la ruta vinícola de la Ribera del Duero. Aquí podrás visitar una de las bodegas locales: Bodegas Portia. Merece la pena visitar el edificio en sí mismo, ya que se trata de uno de los diseños del famoso arquitecto británico Norman Foster. Durante la visita podrás conocer su moderno proceso de vinificación. La visita termina con una sesión de degustación donde probar alguna de las especialidades de la bodega además de unas tapas.



Qué hacer con niños en Burgos

Burgos posee algunos lugares históricos que visitar en familia. Los niños disfrutarán subiendo hasta el torreón del castillo, o dando un paseo por la orilla del río conocida como el Paseo del Espolón. También hay algunos museos interactivos como el Museo de la Evolución Humana, donde podrán observar algunos de los restos fósiles más antiguos de Europa.


A las afueras de la ciudad se encuentra el Paleolítico Vivo, un parque de vida silvestre que ofrece tanto rutas como safaris. Aquí podrás observar especies exóticas de animales como el visón Europeo o el caballo Przewalski.



Dónde comer en Burgos

Burgos es la ciudad perfecta para degustar platos tradicionales castellanos. La ciudad es reconocida por sus platos de carne. Entre ellos está la morcilla, una salchicha de carne hecha con carne de cerdo, mantequilla, arroz y cebolla, y a menudo servida como una tapa. También está el cordero lechal y las chuletillas de cordero. Entre otros platos regionales se encuentra el queso de oveja, los cangrejos de río y verduras como las lentejas y las alubias rojas. Para el postre, no debes perderte el postre del abuelo, hecho con queso de Burgos, miel y nueces. A continuación, encontrarás los mejores lugares donde comer en Burgos:

  • Cobo Tradición: El chef Miguel Cobo está detrás de este novedoso restaurante, dándole así una vuelta creativa a platos tradicionales españoles como el cocido y las conservas.


  • La Fábrica: Dirigido por el chef local Ricardo Temiño, este restaurante de ingredientes naturales se centra en ingredientes de temporada. Ofrece una mezcla de platos de carne y pescado, con menús y medias raciones disponibles.


  • La Favorita: Este acogedor bar de tapas destaca por sus vigas de madera y paredes de piedra. Es famoso por sus platos de carne a la parrilla cocinados al carbón. También merece la pena probar los vinos de la casa.


  • Casa Ojeda: Fundado en 1912, este restaurante tradicional es un lugar de comida clásica en Burgos. Destaca por su plato de cordero asado.


Dónde alojarse en Burgos

  • AC Hotel Burgos by Marriott (4 estrellas): Frente al río Arlanzón, este hotel de cuatro estrellas ofrece balcones con vistas panorámicas. Este impresionante edificio de cal está a unos pocos pasos del Arco de Santa María. Los huéspedes tienen acceso a una habitación de fitness y un salón donde hay comida y bebida disponible durante todo el día.


  • Hotel NH Collection Palacio de Burgos (4 estrellas): En el interior de un antiguo palacio gótico del siglo XVI, este lujoso hotel combina elementos modernos y tradicionales. Las habitaciones ofrecen camas imperiales y suelos de madera. Otras instalaciones incluyen un restaurante, un bar y un gimnasio.


  • Crisol Mesón del Cid (3 estrellas): Este asequible hotel posee una ubicación privilegiada frente a la catedral de la ciudad. Las habitaciones tienen una decoración clásica con muebles de madera, suelos de terracota y camas de hierro forjado. Algunas de ellas incluso ofrecen vistas a la catedral. Allí también puedes encontrar un restaurante donde sirven el desayuno.



El mejor momento para visitar Burgos

El mejor momento para visitar Burgos es entre junio y octubre. Durante este tiempo, encontrarás un clima cálido y no habrá lluvias. Durante el verano, la temperatura máxima será de unos 30º durante el día y unos 20º por la noche. En invierno, las temperaturas descienden de forma radical, a veces alcanzan los -10º por la noche.



Épocas festivas en Burgos

  • Semana Santa: La Semana Santa es una de las épocas festivas más famosas en Burgos. Durante esta época, diferentes cofradías religiosas desfilan por la ciudad. La celebración comienza el Viernes de Dolores con un desfile penitencial de antorchas. Después se celebra el sábado de Pasión con el Anunciamiento y la Proclamación de Semana Santa, mientras que el Domingo de Ramos se realiza la procesión de la borriquita. En la madrugada del Lunes Santo se celebra el Vía Crucis, una procesión desde la iglesia de San Esteban hasta el castillo.


  • Festival Internacional de Folk en Burgos: En la tercera semana de julio, Burgos celebra el Festival Internacional de Folk. La ciudad invita a numerosos grupos de folk y artistas de diferentes países de habla hispana. La festividad tiene lugar en las plazas de la ciudad, e incluye talleres, procesiones, música en vivo y puestos de comida.


  • Burgos Cidiano: Entre finales de septiembre y principios de octubre, Burgos vuelve al siglo XI y se transforma en un pueblo medieval. Se celebran procesiones, mercados y tomas históricas que homenajean al icónico héroe español: El Cid. Los turistas pueden visitar el lugar y unirse a los diferentes talleres en honor a la Edad Media.


Volver a viajes España