Cosas Que Hacer en Bilbao, EspañA: Itinerario de 3 Días

Bilbao es la ciudad más grande del País Vasco además del punto de partida perfecto para un tour por el norte de España. Esta antigua metrópolis industrial se ha transformado en un paraíso arquitectónico, deslumbrando a los visitantes con sus emblemáticos edificios. Desde el teatro neobarroco y la estación de tren Art Nouveau hasta el llamativo museo Guggenheim y sus modernas exhibiciones. Las creativas e inusuales estructuras también se ven en toda la región vasca en bodegas como la del Marqués de Riscal o las Bodegas Ysios.

Más allá de su vena artística, Bilbao es famosa por su animada gastronomía, con bares de pintxos tradicionales situados junto a restaurantes estrella Michelin, y por su impresionante paisaje natural con montañas y playas que rodean las afueras de la ciudad.

Este itinerario de tres días contiene las mejores cosas que se pueden hacer en Bilbao, incluyendo qué hacer, dónde quedarse y los mejores lugares donde comer, de modo que puedas aprovechar al máximo tu estancia. 



Día 1

Por la mañana: Ayuntamiento de la ciudad de Bilbao

Empieza tu día en Bilbao con un paseo alrededor del ayuntamiento. Establecido en 1892, este edificio con estilo barroco ocupa el lugar de un antiguo convento. El arquitecto Joaquín Rucoba diseñó esta institución local que se encuentra a pocos pasos del río Nervión y del Puente del Ayuntamiento.


Esculturas clásicas decoran las afueras, mientras que en el interior hay habitaciones primorosas como el Salón Árabe con su decoración neomudéjar. Para visitar el ayuntamiento, asegúrate de reservar un tour con antelación. 



Funicular al Mirador del Monte Artxanda

Desde el ayuntamiento, puedes ir a la parada del funicular de Artxanda. Este teleférico rojo lleva subiendo a los habitantes y visitantes hasta la cima de la montaña desde 1915. En la cima se encuentra el Monte Artxanda, uno de los muchos montes que bordean la ciudad. Aquí puedes disfrutar de las mejores vistas panorámicas de Bilbao y sus alrededores.



Puente Zubizuri

Una vez hayas explorado Artxanda, vuelve a bajar y sigue el camino hacia el puente Zubizuri. Acabado en 1997, este puente se encuentra entre las estructuras contemporáneas de Bilbao y destaca frente a los cruces más antiguos de la ciudad. Santiago Calatrava diseñó esta icónica pasarela de ladrillos de vidrio y un elegante arco blanco, de ahí el nombre Zubizuri que se puede traducir como “Puente Blanco” en euskera.



El puente de La Salve

Otro puente famoso de Bilbao es el puente de La Salve, que te lleva directo hacia el Museo Guggenheim. Construido en los 70, el puente cruza el río y acaba con el edificio del museo en el otro extremo, lo que lo convierte en un lugar muy frecuentado para hacer fotos. Puedes verlo desde lejos gracias a su arco rojo brillante, un elemento diseñado por el artista francés Daniel Buren en 2007 para celebrar el décimo aniversario del museo.



El Museo Guggenheim de Bilbao

Una vez hayas cruzado el puente, acabarás en frente del Museo Guggenheim. Inspirado por las escamas de los peces y las formas de los barcos, el canadiense Frank Gehry diseñó este impresionante edificio brillante hecho de azulejos de titanio. El Guggenheim revitalizó la imagen postindustrial de Bilbao y la impulsó al mundo del arte moderno. Desde su apertura en los 90, el museo se ha convertido en una de las principales atracciones de la ciudad, debido a su diseño icónico.


En el exterior hay unas pocas instalaciones contemporáneas que merece la pena ver, como el cachorro florido creado por Jeff Koons o la araña gigante de Louise Bourgeois.


Todavía, merece la pena entrar dentro, donde encontrarás obras de arte de Marth Rothko, Yves Klein y muchos otros. Además de la colección permanente, hay también exhibiciones temporales, así que asegúrate de revisar el calendario. Para evitar las colas, puedes reservar tu ticket con un horario específico online.



Por la tarde: Estación de tren Abando

Incluso si no vas a coger ningún tren, merece la pena ir la estación de tren Abando en Bilbao para maravillarse con sus impresionantes vidrieras. El panel presenta temas relacionados con la historia y las costumbres de la ciudad, con referencias a la Basílica de Begoña y a la antigua industria siderúrgica y pesquera.



Azkuna Zentroa

Continúa tu tour por la ciudad con una visita al Azkuna Zentroa, también conocido como Alhóndiga Bilbao. El diseñador francés Philippe Starck reutilizó este antiguo almacén de aceite y vino y lo convirtió en un centro cultural modernista. El edificio alberga una galería de arte, un cine, una piscina y varios comedores. Observa las inusuales columnas tubulares de la planta baja y paga una visita a la tienda DendAZ para obtener un regalo hecho por los diseñadores locales.



Museo Bellas Artes

Nuestra próxima parada es el Museo Bellas Artes. Abierto desde 1914, este museo tiene una de las mejores colecciones de arte en el País Vasco, con piezas que van desde esculturas góticas hasta el arte pop. Este trabajo está dividido en tres secciones: arte clásico, arte contemporáneo y arte vasco. Los artistas de esta exposición son Paul Gaugin, Francisco de Goya, El Greco, Francis Bacon y Eduardo Chilida. Además de la colección permanente, merece la pena visitar las exhibiciones temporales que cambian a lo largo de la temporada.



Parque de Doña Casilda Iturrizar

A pocos pasos del museo se encuentra el Parque de Doña Casilda Iturrizar. Después de un ajetreado día de turismo, podrás disfrutar de un descanso relajante entre los árboles. Acabado en 1920, se llamó así, Casilda Iturrizar, por una filántropa local que donó los terrenos. Tiene una estructura de estilo romántico y francés, con caminos arbolados, esculturas y fuentes. Otros elementos se añadieron más tarde, como el carrusel infantil y la pérgola.



Palacio Euskalduna

Después del parque, da un último paseo hasta el Palacio Euskalduna, parando para admirar la estatua dorada situada en lo alto de la Plaza del Sagrado Corazón de Jesús. Situado a lo largo del río, el palacio se usa como una sala de conferencias y conciertos. El edificio tiene un diseño llamativo similar a los gigantescos astilleros que en su momento ocupaban esta zona. El Euskalduna alberga la Orquesta Sinfónica de Euskadi y la Orquesta Sinfónica de Bilbao, en las que hay actuaciones durante todo el año. Si quieres ver una actuación, asegúrate de consultar el calendario de antemano.



 Día 1- Mapa del Tour por Bilbao


Día 2

Por la mañana: Basílica de Begoña

Junto al Casco Viejo de Bilbao y con montañas a su alrededor se encuentra la Basílica de Begoña. Esta iglesia del siglo XVI es mayormente gótica en cuanto al estilo, pero también tiene algunos elementos del Renacimiento como una entrada arcada. Dentro encontrarás techos abovedados y un retablo dorado con la estatua de la Virgen Begoña, la patrona de la región de Vizcaya. Puedes ir a pie o coger el ascensor desde la estación de metro del Casco Viejo.



Plaza Miguel Unamuno

Después de visitar la basílica, pasa el resto de la mañana explorando el casco antiguo, también conocido como Casco Viejo o Siete Calles. La primera parada es la Plaza Unamuno, una plaza colorida llamada así por el filósofo y escritor Miguel de Unamuno.


La plaza alberga el Museo Arqueológico de la ciudad, donde podrás aprender más sobre la historia de la ciudad y sus habitantes durante los siglos.



El Casco Viejo: La Catedral de Bilbao y otras iglesias

Hay muchas más calles y plazas que explorar en el propio Casco Viejo. Algunas de las más importantes localizadas aquí incluyen la Catedral de Bilbao, la Plaza Nueva y las iglesias de San Antón y San Nicolás. Establecida sobre el siglo XIV la catedral de Bilbao tiene un estilo ecléctico combinando elementos góticos, renacentistas y neoclásicos. Justo sobre la entrada principal, podrás ver las conchas de vieira, una referencia icónica para aquellos que siguen el Camino de Santiago. Después de cubrir los principales lugares de interés turístico, tómate un tiempo para pasear por las sinuosas calles del casco antiguo y visitar las tiendas y cafés locales.



Bilbao La Vieja

Cruza el Puente de San Antón y acabarás en el distrito de La Vieja. También conocido como Bilbi, es uno de los distritos más modernos de la ciudad donde albergan tiendas de boutiques independientes, galerías de arte y restaurantes estilosos. También es un lugar perfecto para el arte callejero, con varios murales pintados por artistas vascos. Puedes encontrar un par de ellos alrededor de Cortés Kalea, pero aquí tienes un mapa de los murales para que no te pierdas nada. Otra cosa que resaltar en esta área es el horno de calcinación, un horno enorme de ladrillos que en el pasado formaba parte de una mina local.



Museo de Reproducciones Artísticas

Cuando hayas terminado de explorar el vecindario de La Vieja, dirígete hacia el Museo de Reproducciones que se encuentra bastante cerca. Abierto desde 1927, este museo alberga una serie de reproducciones clásicas. La mayoría de estos son primeras copias de los originales, lo que permite admirar réplicas exactas de obras de arte como Los Esclavos y El Moisés de Miguel Ángel, el Friso del Partenón y la Diana de Gabbi. Estas esculturas se trajeron aquí para ayudar al crecimiento de la oferta cultural de la ciudad y ayudar a los estudiantes de Bellas Artes locales en su proceso de aprendizaje. También merece la pena admirar el edificio en sí, ya que ocupa una antigua iglesia Neogótica.



Por la tarde: Mercado de la Ribera

Haz una pausa para comer en el Mercado de la Ribera. Situado al borde del casco antiguo y del río, es el lugar perfecto para degustar la gastronomía de Bilbao. El edificio que se ve hoy es del siglo XX, pero ocupa el sitio del antiguo mercado de la ciudad, que data del siglo XIV. Es uno de los mayores mercados cubiertos de Europa, con más de 10.000 metros cuadrados. En su interior, encontrarás numerosos puestos de productos locales, junto a bares y restaurantes donde podrá pedir unos pintxos (Tapas Vascas).



Plaza Nueva

Desde el mercado, dirígete a la Plaza Nueva. Terminada en 1851, esta gran plaza destaca por sus edificios neoclásicos. Bajo los arcados hay varias cafeterías y restaurantes al aire libre, con terrazas. La plaza y el parque Arenal colindante son puntos de encuentro locales y suelen ser usados como un escenario para festivales y conciertos. Entre estas celebraciones se encuentra la Feria de Santo Tomás, una feria gastronómica local que tiene lugar en cerca de la época navideña. Si se visita un domingo, podrías asistir al mercado semanal, donde puedes comprar artículos de segunda mano y antigüedades.



Teatro Arriaga

Tan solo a cinco minutos de la Plaza Nueva se encuentra el Teatro Arraiga. Después de captar su impresionante fachada neobarroca, puede terminar el día asistiendo a un show aquí. El programa cambia con cada temporada y suele incluir una mezcla de conciertos clásicos y representaciones teatrales. También hay tours guiados durante el fin de semana que llevan a los visitantes entre bastidores, pasando por las impresionantes salas del teatro y mostrando su colección de trajes.



Día 2 – Mapa del Tour por Bilbao


Día 3

Lugares que visitar cerca de Bilbao


Por la mañana: Getxo

Es hora de explorar más allá del centro de la ciudad.  Súbase al metro y baje en la estación de Neguri. Este barrio costero es famoso por sus paseos marítimos y sus tranquilas playas. Sus estrechas calles están repletas de pequeñas tiendas y restaurantes de marisco. No te olvides de los bares de pintxos que se encuentran alrededor de Las Arenas y la marina, donde puede reservar excursiones en barco.



Puerto Viejo, Algorta y Playa de Ereaga

Dirígete al norte para visitar el pueblo pequero de Algorta y el Puerto Viejo. La zona está rodeada de casas blancas y calles estrechas que dan al agua. Cerca se encuentra la Playa de Ereaga, una amplia playa que se extiende desde el Puerto Viejo hasta las Galerías de Punta Begoña. También puedes aventurarte a visitar la Playa de Arrigunaga y la iglesia neoclásica de San Nicolás de Bari. Si no te apetece subir la cuesta, hay un ascensor que conecta la Playa de Ereaga con el barrio de Algorta.



Paseo de las Grandes Villas

Después de relajarte en la playa, da un paseo por el paseo marítimo de Getxo. El apodo de Paseo de las Grandes Villas viene de las mansiones lujosas que puedes encontrar en la ruta, mayormente datadas del siglo XX.


No pierdas de vista la Casa Cisco, el Palacio Lezama-Leguizamón y las Galerías de Punta Begoña. Este último edificio llegó a formar parte de la muralla defensiva de Getxo. Se está restaurando poco a poco, pero de vez en cuando hay visitas guiadas al lugar. Frente a las galerías está el Faro del Muelle de Arriluce, uno de los primeros faros de Bilbao.



Puente de Vizcaya

Sigue el paseo hasta el final y pronto llegarás al Puente Colgante. También conocido como el Puente de Vizcaya, este puente, Patrimonio Mundial de la Unesco, fue diseñado por Alberto Palacio, un alumno de Gustave Eiffel. Es el puente transportador más antiguo del mundo y lleva en funcionamiento desde 1893.


La conexión entre el Getxo y el distrito Portugalete se hace mediante una plataforma suspendida que transporta a los pasajeros y los coches sobre la Ría del Nervión. Puedes también subir en ascensor a los pilares para disfrutar de unas vistas increíbles de ambos distritos.



Playa de Azkorri

Puedes explorar la mayoría de los lugares de arriba a pie, pero necesitarás un coche para llegar a la Playa de Azkorri. Ya sea en coche conduciendo tú mismo o en taxi, merece la pena el viaje para ver el impresionante paisaje costero. También conocida como Playa Gorrondatxe, esta playa destaca por sus altos acantilados rocosos y su tramo de arena negra. También es famosa por su “clavo de oro”, un premio que se le otorgó por sus notables propiedades estratigráficas. Aunque no llegues a bajar, deberías dar un paseo por los acantilados.



Día 3, por la mañana – Mapa del Tour por el Getxo


Por la tarde: Portugalete

Pasa la tarde explorando Portugalete y su pintoresco centro medieval. Empieza con una visita a la Plaza del Solar. Rodeada de edificios del siglo XIX, esta plaza empedrada es el lugar ideal para hacer una foto del puente de Vizcaya. Hay un monumento dedicado a Víctor Chávarri, un empresario local, y a un encantador quiosco de música en el que se realizan actuaciones al aire libre en verano.



Torre de Salazar

La siguiente parada es la Torre de Salazar. Datando del siglo XV, esta torre fue erigida durante una lucha barronal por una familia local llamada Salazar, de ahí su nombre. Actualmente alberga un restaurante y un pequeño museo con exposiciones sobre la historia de la familia y la región de Portugalete. Entre las exhibiciones hay una maqueta del pueblo en el siglo XVII con sus antiguas murallas defensivas. Asegúrate de subir a la planta superior para disfrutar de unas vistas espléndidas del río.



Basílica de Santa Maria

Cerca de la torre, encontrarás la Basílica de Santa María con su impresionante campanario. El principal edificio se construyó sobre el año 1580, pero la torre se añadió más tarde en el siglo XVIII. Por fuera se pueden admirar las características góticas de la iglesia con gárgolas y arbotantes, mientras que por dentro hay techos abovedados y un impresionante retablo tallado en madera.



Museo Rialia de la Industria

Continúa por el río y pronto verás el Museo Rialia. El alto edificio de ladrillos rojos destaca de inmediato ya que sobresale en el agua. En el interior del museo hay una serie de exposiciones sobre la historia industrial de Portugalete y su desarrollo a lo largo de los años. Son parte de la exposición los cuadros, piezas de maquinaria y cortometrajes sobre esta época industrial. De camino al museo, no te pierdas el edificio de la oficina de turismo y su llamativa fachada azul y amarilla.



Parque Portugalete

Antes de volver a Bilbao, pasa algo de tiempo para pasear a través de uno de estos parques de la ribera de la ciudad. Desde el museo, puedes dirigirte a la Azeta Parkea y el Parque de la Benedicta o girar a la izquierda hacia el Parque Doctor Areilza. Este último cuenta con unas extravagantes esculturas de animales en medio de los árboles exóticos.



Día 3, por la tarde – Mapa del Tour por Portugalete


Viajes de día por Bilbao

  • Castillo Butrón: El Castillo Butrón, que fue en su momento el escenario de múltiples luchas, parece sacado de un cuento de hadas por sus torres almenadas y su entorno forestal. El edificio original data de la Edad Media, pero su aspecto actual es del siglo XIX. Inspirado en los castillos Bávaros, el arquitecto Francisco de Cubas rediseñó esta imponente estructura en 1878. El castillo se encuentra a 20 minutos de Bilbao, en el pueblo de Gatika.

  • Gernika: La mayoría de la gente conoce el Gernika de la obra de arte de Picasso. La ciudad representada por el artista español fue devastada durante un bombardeo en la Guerra Civil del país. Desde entonces, el Gernika ha sido reconstruido y, aunque la mayoría de los edificios históricos se perdieron, hoy sus estrechas calles están repletas de casas de colores, museos y lugares de pintxos que merecen una visita.


  • Bermeo and San Juan de Gaztelugatxe: A unas millas del norte de Bilbao está la ciudad costera de Bermeo, un antiguo centro ballenero. Más allá del puerto deportivo y las playas rocosas, el punto de interés más famoso de la zona es el San Juan de Gaztelugatxe. Un sinuoso puente de piedra nos lleva a esta pequeña isla coronada por una ermita del siglo X. Recientemente se ha hecho famosa para los fans de Juego de Tronos ya que es la localización real de Rocadragón. La entrada es gratuita pero debido a su creciente popularidad, es recomendable reservar una entrada por adelantado online.

  • Mundaka: Mundaka, otra ciudad costera en la región vasca, es un destino bastante famoso por el surf. Tiene una de las mejores olas de izquierda de Europa, mayormente ocupada por surfistas con mucha experiencia. Incluso si no te gusta el surf, puedes explorar la plaza de la ciudad, que es preciosa, y la zona del puerto.


  • Geoparque de la Costa Vasca: Los amantes de la naturaleza podrán disfrutar de un tour alrededor del Geoparque de la Costa Vasca. Se extiende a lo largo de 90 kilómetros cuadrados, y cubre bastantes ciudades incluyendo Deba, Zumaia y Mutriku. Disfruta de las formaciones rocosas que se remontan a millones de años atrás y de las numerosas cuevas escondidas entre el paisaje kárstico. La cueva de Ekain ha sido considerada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y se puede visitar una réplica en la localidad de Zestoa.


  • San Sebastián: Si te apetece ir un poco más allá, puedes realizar una excursión de un día desde Bilbao a San Sebastián, lo que tardará sobre una hora y diez minutos. La ciudad es un punto de encuentro culinario en el que hay varios bares de pintxos y restaurantes estrella Michelin. Más allá de la gastronomía, hay también playas impresionantes que explorar y vistas increíbles que capturar desde sus exuberantes colinas.



Lo mejor que se puede hacer con niños en Bilbao

Bilbao tiene muchos lugares de interés para las familias. Incluso si no vais dentro del infame Guggenheim, los niños disfrutarán jugando alrededor de las gigantes esculturas que se encuentran al aire libre. Otros museos que puedes visitar en familia incluyen el Museo Marítimo, el Museo Vasco y el Museo de Bellas Artes.


Cerca del Museo de Bellas Artes se encuentra la llamativa Torre Iberdrola, el edificio más alto de Bilbao. Reúne a tu familia y dirigíos al mirador de la planta 25 para admirar las vistas de 360º de la ciudad.


Que la ciudad esté situada junto al río también ofrece la oportunidad perfecta para un paseo en bici o incluso en barco. Estas pueden ser las alternativas a un tour a pie ya que puedes recorrer la mayor parte de los lugares emblemáticos de Bilbao mucho más rápido.


Más actividades divertidas incluyen el viaje en funicular al monte Artxanda y el cruce del Puente de Vizcaya.


Cuando estés cansado de hacer turismo, hay muchos parques en Bilbao con zonas de juegos donde puedes descansar como el Parque Doña Casilda. Más allá, en Getxo, hay playas y acuarios listos para recibirte.


Los niños disfrutarán las visitas al Basando y al refugio de fauna amenazada de Karpín. Estos centros de fauna están a 40 minutos y 1 hora en coche, respectivamente, de Bilbao.



Los mejores sitios para comer en Bilbao

Cuando visites Bilbao debes probar los pintxos, el toque vasco de las tapas españolas. Los pintxos son pequeños trozos de pan cubiertos de una variedad de ingredientes incluyendo queso, carne y marisco. Estas delicias locales están disponibles en casi todos los bares de la ciudad y normalmente cuestan entre 1 y 3 euros por pintxo. Algunos de los mejores sitios para comer pintxos en Bilbao es alrededor de la Plaza Nueva. Desde allí puedes hacer txikiteo, que significa básicamente ir de bar en bar probando diferentes pintxos. Para algo más dulce, prueba los Canutillos de Bilbao, un rollo de hojaldre relleno de crema y espolvoreado con azúcar. A continuación, tienes algunos de los mejores lugares para comer en Bilbao:


Bar de Pintxos y Restaurantes Tradicionales

  • Gure Toki: En el centro de la Plaza Nueva, encontrarás el Gure Toki, uno de los mejores bares de pintxos del casco viejo. Sirven deliciosos platos, incluyendo croquetas, mini- hamburguesas y bacalao con salsa pilpil.


  • Motrikes: Además, alrededor del casco viejo, Motrikes ofrece gran variedad de pintxos. La mayoría de los habitantes vienen aquí por los txampis, jugosos champiñones a la parrilla con un toque picante.

  • El Puertito: Este pequeño bar cerca del Parque Doña Casilda Iturrizar es ideal para una tarde de verano. Las ostras son la especialidad de este lugar, servidas con un toque de limón o salsa Tabasco picante. Puedes acompañarlas con un vaso de vino blanco local.

  • La Viña del Ensanche: Abierto desde 1927, este espacioso restaurante es uno de los mejores lugares donde comer en el barrio del Ensanche. Destacan la tempura de espárragos, la caballa a la plancha y las lonchas de jamón a la mantequilla. Si no puedes elegir solo una, pide el menú degustación y prueba una mezcla de dichos platos.


  • Mercado de la Ribera: En la mayoría de las ciudades españolas hay un mercado de comida local y Bilbao no es una excepción. En el Mercado de la Ribera encontrarás una variedad de puestos que venden ingredientes frescos, junto con puestos de comida que ofrecen pintxos y vino.

  • Arrantzale (Getxo): Si estás en el área del Getxo para en Arrantzale. Aquí podrás probar una variedad de pintxos, incluyendo pimientos rellenos de bacalao o un plato de calamares, la especialidad de la casa. En verano, puedes sentarte en la terraza y disfrutar las vistas al mar.



Restaurantes de alta cocina

  • Mina: Con vistas a la ría de Bilbao, este moderno restaurante toma su nombre de la mina que existía bajo él. El espacio tiene un aire rústico mientras que las comidas tienen un aire contemporáneo, con sus presentaciones coloridas. Puedes elegir entre la carta o los menús.


  • Etxanobe: Encontrarás este restaurante Estrella Michelin en el centro del Ensanche. La comida aquí está inspirada en la cocina tradicional vasca, pero servida con un toque creativo. Es destacable mencionar que los platos incluyen las kokotxas (merluza o mejillas de bacalao) y la lasaña fría de anchoas.

  • Kate Zaharra jatetxea: Situado en una colina a las afueras de Bilbao, este restaurante destaca por su edificio rústico de piedra. Los visitantes pueden disfrutar de vistas panorámicas de la ciudad y las montañas desde las ventanas del comedor. La comida también es de primera categoría con un enfoque en el pescado fresco y los guisos contundentes.

  • Kuma: Si necesitas un descanso de la gastronomía del País Vasco, ve a Kuma en el distrito Abando. Este moderno restaurant japonés atrae a los visitantes por su diseño minimalista y por su selección de pescado fresco. Toma asiento junto a la barra de sushi y mira cómo el chef prepara los platos delante de ti.


Dónde quedarse en Bilbao

  • Gran Hotel Domine Bilbao (5 estrellas): Delante del Guggenheim, este lujoso hotel ofrece la localización perfecta para explorar la ciudad. Dispone de habitaciones modernas y luminosas, algunas de las cuales ofrecen vistas al río y/o al museo. Las instalaciones incluyen dos cafeterías, un restaurante gourmet y un spa con gimnasio y sauna.

  • Hotel Vincci Consulado de Bilbao (4 estrellas): Situado a lo largo del paseo marítimo, este hotel contemporáneo está a poca distancia a pie del Guggenheim y del puente Zubizurri. El restaurante sirve platos vascos con un toque contemporáneo. También hay un bar y una terraza con vistas a la ría.

  • Hotel Miró (4 estrellas): El hotel Miró es un encantador hotel boutique cerca de los museos de arte de Bilbao. Los huéspedes pueden elegir entre habitaciones dobles, suites o el ático con su bañera con vistas a la ciudad. El hotel cuenta con una pequeña biblioteca, un bar y un centro de fitness. También hay bicicletas disponibles para alquilar durante tu estancia.


  • Cosmov Bilbao Hotel (2 estrellas): Este hotel de dos estrellas se encuentra en la Alameda de Recalde, un animado bulevar repleto de tiendas y restaurantes. Las coloridas habitaciones incluyen minibar y algunas ofrecen vistas a la calle. Durante tu estancia te proporcionarán tanto café como té de forma gratuita.



El mejor momento para visitar Bilbao

Bilbao se encuentra en el norte de España, donde el clima suele ser más frío que en otras partes del país como Andalucía. Puedes esperar más lluvias aquí, especialmente si lo visitas durante el verano. Con eso en mente, el mejor momento para visitar Bilbao es entre mayo y septiembre, cuando hay menos probabilidades de lluvia. También puedes organizar tu viaje en torno a algún festival de la ciudad, como la Cabalgata de Reyes Magos en enero o la Aste Nagusia en agosto.



Festivales de Bilbao

  • Cabalgata de Reyes Magos: El 5 de enero, la ciudad alberga la Cabalgata de Reyes Magos. Esta animada cabalgata da el pistoletazo de salida a la Navidad en Bilbao. Los habitantes salen a las calles a ver el desfile de carrozas de colores y dar la bienvenida a los tres reyes.


  • Getxo Jazz: Durante cinco días en junio, los músicos de jazz se juntan para actuar en el barrio marítimo de Getxo. Suele haber un escenario en la Plaza Biotz Alai y otro en la Plaza Estación de Algorta. Las actuaciones anteriores incluían a Diana Reeves y Bill Evans.


  • Bilbao BBK Live: Este festival de música pop y rock atrae artistas de todo el mundo. Tiene lugar en el Parque Kobetamendi y dura tres días, normalmente sobre la primera mitad de julio.


  • Aste Nagusia o Semana Grande: En agosto, Bilbao revive con las celebraciones de la Aste Nagusia. También conocidas como la “Semana Grande”, estas fiestas locales se prolongan durante nueve días. Conciertos, competiciones de gastronomía, deportes rurales y fuegos artificiales forman parte del espectáculo que toma la ribera de la ciudad. No pierdas de vista a la Marijaia, una gigantesca mascota hembra que desfila por las calles hasta ser quemada al final del evento.



Cómo llegar a Bilbao y sus alrededores

Hay varias maneras de llegar a Bilbao. Puedes volar hasta aquí desde la mayoría de las capitales o, si vienes desde el Reino Unido puedes llegar en ferry, que tarda entre 24 y 32 horas.

Una vez hayas llegado a la ciudad, puedes explorarla a pie o incluso alquilar una bicicleta, ya que Bilbao es mayormente llana. También dispones del transporte público, como el autobús o el metro. Si exploras distritos más alejados como Getxo o Portugalete, el metro es la mejor opción. Dependiendo del número de días que te quedes, te merecerá o no la pena comprar una tarjeta Bilbao Vizcaya, que cuesta entre 10 y 15 euros.


Volver a Itinerario por el norte de España