Road Trip por Portugal: Itinerario

La mayoría de la gente llega a Portugal por Lisboa, la capital del país, pero este pequeño rincón de Europa tiene mucho más que ofrecer. Hacemos nuestras maletas y nos lanzamos a la carretera para explorar las mejores ciudades, playas y atracciones históricas en Portugal.

Ya te hemos enseñado lo mejor del sur del país en nuestro Road Trip por el Algarve. Esta vez nos dirigimos al norte, directos a la región del vino, con pueblecitos en lo alto de las colinas y parques naturales repletos de montañas y cascadas. Incluso haremos una escapadita a España, para probar algunas tapas y visitar las pintorescas ciudades de Salamanca y Zamora.

Abajo podrás encontrar un resumen de nuestro itinerario para esta actividad. Comienza en Lisboa, continúa por Alentejo y sube hasta la costa, pasando por Porto y el Valle del Duero hasta llegar a Viana do Castelo. Puedes seguir todo el itinerario o escoger tu propio punto de partida.

Nota: Los links en este artículo te llevarán a un itinerario personalizado de cada ciudad, que incluirá consejos sobre qué ver, dónde comer, y dónde hospedarse.



Región De Lisboa

Al ser la capital, Lisboa es un buen punto de partida para cualquiera que busque visitar Portugal. Es difícil no enamorarse de esta ciudad con sus coloridas fachadas, sus monumentos históricos y sus tranvías abriéndose camino de arriba abajo de las colinas. Ademáis, mientras caminas por la ciudad será inevitable que te encuentres con algún mirador con vistas al río Tajo.

Antes de comenzar nuestro viaje, pasaremos tres días en Lisboa, explorando los vecindarios y visitando las principales atracciones de la ciudad. Desde los bares de moda en Príncipe Real a las pintorescas calles de Alfama y los imponentes monumentos de Belén, llegando a cada rincón de la ciudad. Y por supuesto sin olvidarnos de los pasteles de nata y de la ginjinha.


Pasaremos después a explorar Sintra y Cascáis, antiguo paraje vacacional de la Realeza portuguesa, y de fácil acceso desde la capital mediante tren. Sintra reposa encima de una colina, y es famosa por sus palacios de ensueño y sus majestuosos jardines, además de una considerable oferta de playas. Por otro lado, Cascáis es un pequeño pueblo costero que ofrece playas y escenarios increíbles como Boca do Inferno. 


Desde Cascáis conduciremos a Setúbal, donde pasaremos el día explorando Azeitão y Sesimbra. Visitamos los viñedos de Azeitão y nos relajamos en las inmaculadas playas de Sesimbra; mientras, degustamos un delicioso pescado a la parrilla.



Alentejo

Nuestra siguiente parada en este viaje por carretera será Évora, la capital de Alentejo. Pocas ciudades en Portugal tienen tanta historia como Évora- un museo al aire libre, donde monumentos del neolítico coexisten con ruinas Romanas e iglesias Góticas. Entre estas últimas hay una inquietante capilla de hueso y una sobrecogedora catedral que imita a un fuerte.

Évora es también la mejor base para descubrir Alentejo, una agradable región colmada de viñedos, olivares, y alcornoques. Desde las villas fortificadas a los viñedos y las playas remotas, nuestra Guía Definitiva para Alentejo te enseñará todo lo que no te puedes perder de esta parte de Portugal. Además de las atracciones más famosas, también incluimos una lista de los mejores restaurantes y hoteles para que puedas sacara el máximo provecho a tu estadía.



Costa- Oeste

Desde Alentejo nos dirigimos a Eirceira y Peniche. Estas dos ciudades costeras forman parte de los mejores puntos de atracción para surfistas en las proximidades de Portugal, por lo que no podemos evitar unirnos a una clase. E incluso si surfear no es lo tuyo, vale la pena una escapada a la playa para probar el disfrutar del marisco fresco.

Ambas ciudades son viejos puertos de pesca, pero muy distintas la una de la otra. Eirceira es un atractivo pueblo de casas blancas adornadas con azul, mientras Peniche tiene una atmósfera más relajada atrayendo a los surfistas con sus olas en forma de túnel. Si te acercas entre Junio y Septiembre puedes incluir un viaje a las Islas Berlengas, un lugar ideal para el buceo, tanto en superficie como submarino. 


A unos kilómetros hacia el este de Peniche se encuentra la ciudad medieval de Óbidos. Pasaremos un día aquí perdiéndonos entre sus estrechas calles de adoquines, bebiendo ginjinha, y escalando los muros del castillo antes de regresar a la costa. 


Nuestra siguiente parada será Nazaré, otra ciudad costera repleta de playas y con un bullicioso mercado de comida. Famosa por sus grandes olas, muchos surfistas se aproximan a la zona a disfrutar de este fenómeno natural.



Región Central

Tras abandonar Nazaré, nos alejaremos de la costa para visitar Tomar. Allí lo primero que llamará tu atención será el Convento de Cristo cerniéndose sobre la ciudad. Tomar era una antigua ciudad Templaria, y este monumento es un recuerdo de esa era. Puede que el convento sea la más famosa de las atracciones de Tomar, pero queda mucho más por descubrir, incluidas iglesias y parques. Una vez hayas visto Tomar puedes echarle un ojo a nuestras ideas para explorar los alrededores, como Fátima o Dornes.


La siguiente gran ciudad en nuestro viaje será Coimbra, a una hora de distancia de Tomar. Hogar de una de las universidades más antiguas de Portugal, que incluso hoy en día atrae a estudiantes de todas partes del globo. Entre sus atracciones de mayor interés turístico se encuentra una impresionante librería de estilo Barroco. Pasaremos aquí dos días, explorando la zona universitaria, visitando las iglesias, y recorriendo los románticos jardines. Por la noche escucharemos el Fado, cantado por estudiantes locales, y si puedes dedicarle dos días más a esta área, un viaje al bosque de Bussaco o a las ruinas romanas en Conímbriga son algunas de nuestras sugerencias para ti.



El Norte de Portugal: Parte I

Desde Coimbra nos acercamos al norte del país, parando en Aveiro por un día y continuando hasta Oporto.

Aveiro es famoso por sus encantadores edificios al estilo Art Noveau, y su red de canales y barcos que recuerdan a Venecia. Además, la playa no está muy lejos, por lo que no podemos resistirnos a visitar Costa Nova, un pequeño pueblo famoso no sólo por sus playas sino por sus coloridas casas a rallas. Si decides quedarte un poco más también puedes adentrarte en la Naturaleza próxima a Aveiro que te llevará a montañas y dunas.


Llegamos a Oporto, la conocida casa del vino de Oporto. Pasamos dos días en la ciudad visitando monumentos y perdiéndonos por sus estrechas calles. La mayoría de sus atracciones turísticas pueden ser visitadas el primer día, incluyendo la famosa Librería Lello y la impresionante Torre de los Clérigos, por lo que en nuestro segundo día nos permitimos un pequeño viaje en barco por el río Duero, y al volver cruzamos a Vila Nova de Gaia para visitar las bodegas del Oporto. Incluso conseguimos hacer hueco para una visita a Foz do Douro para ver las playas.


Al finalizar nuestra visita a Oporto viajamos al Valle del Duero, una de las regiones de vino más antiguas del mundo. Aquí los viñedos crecen en terrazas escarpadas en las colinas que rodean al río Duero. Empezamos nuestra visita en Vila Real y pasamos los tres días siguientes descubriendo viñedos, degustando delicioso vino (no solo Oporto) y explorando los pueblos del alrededor. Acabamos nuestro tour en Miranda del Duero, tan solo a unos pocos kilómetros de la frontera con España.



España

Ya que estamos tan cerca de la frontera decidimos acercarnos a España para disfrutar de un pequeño tour. Pasamos un día en Salamanca, una hermosa ciudad española que se encuentra a menos de dos horas de Miranda del Duero. Sus edificios de arenisca y su arquitectura plateresca nos dejan claro que acabamos de adentrarnos en otro país. Empezamos nuestro tour en Plaza Mayor y visitamos las principales atracciones turísticas; desde la Universidad de Salamanca a la vieja y nueva catedral. Y en medio de nuestra excursión hacemos sitio para probar algunas tapas y vino.


Después de Salamanca continuamos conduciendo en paralelo a la frontera. Pasamos por el parque natural Arribes del Duero y visitamos algunos puebloss como Aldeadávila de la Ribera, o Zamora. Regresamos a Portugal a través de una pequeña aldea de Río de Onor y desde ahí conducimos a través del parque Montesinho antes de dirigirnos a la ciudad de Bragança.



Norte de Portugal: Parte II 

Nuestro road trip continúa en Brangança, una ciudad histórica que se encuentra debajo del Parque Natural de Montesinho. Nos adentramos a través de las puertas medievales de la ciudad y pasamos la mañana explorando la zona vieja, donde nos visitamos el castillo y varias iglesias y museos. Por la tarde hacemos un pequeño viaje a Albufeira do Azibo, un embalse de agua rodeado de playas que quita el aliento.


Tras abandonar Bragança viajamos hacia el oeste, a Guimarães, el lugar de nacimiento de Portugal. Aquí es donde nació el primer rey del país, e incluso fue la capital durante un tiempo. Obviamente el castillo está en nuestra lista de cosas que ver, pero también visitamos numerosas iglesias, y tampoco podemos evitar subir hasta la montaña Penha para conseguir una vista panorámica de la ciudad. 


A poca distancia en coche de Guimarães se encuentra Braga, una ciudad rebosante de iglesias. Visitamos tantas como podemos, desde la catedral más antigua de Portugal a la dramática escalera al santuario de Bom Jesus. La ciudad está cerca del Parque Nacional de Peneda- Gerês, una impresionante reserva natural que incluye montañas y cascadas. Una vez hemos explorado Braga reservamos algunos días para hacer alpinismo en las montañas y nadar en los lagos de Gerês.


Nuestra siguiente parada en este road trip es Viana do Castelo. Entre el río Lima y el océano Atlántico, este pueblo fue el punto de partida de muchos navegadores portugueses en tiempos de la colonización, y posteriormente se volvió en un puerto de comercio de bacalao. Lugares como el Museo del Traje o el barco de Gil Eanes recuerdan a los visitantes el pasado marítimo de la ciudad. Pero la razón por la que la mayoría de gente visita Viana hoy en día es el santuario sobre el Monte Santa Luzia, y por supuesto, nosotros también lo incluimos en nuestra lista. Además, en verano la ciudad ofrece unas maravillosas playas a las que ir a darse un baño.


Para finalizar nuestro road trip por Portugal, viajamos por la Costa Verde desde Viana do Castelo hasta Oporto. El nombre Costa Verde se debe al exuberante paisaje verde que rodea las playas en esta zona de Portugal. A medida que bajamos por la costa, paramos en un par de ciudades, empezando con Esposende y acabando con Leça da Palmeira. Si decides seguir nuestros pasos, te dejamos un itinerario para cada una de ellas, incluyendo playas que no puedes perderte.


Volver a la página de inicio