Descubre Nazaré – Cosas Que Hacer en Nazaré

Nazaré es una fascinante villa costera repleta de playas, restaurantes de marisco y miradores con maravillosas vistas al océano.

Pero antes de ser una destinación turística, esta villa dependía mayoritariamente de la pesca. Aún hoy día, se ven mujeres locales vendiendo pescado seco a lo largo del litoral, y barcos reposando en la arena.

El verano atrae a los amantes del sol, pero durante casi todo el año, Nazaré es un paraíso para los surfistas. Sus inmensas olas no paran de dar titulares, con surfistas surfeando en olas de casi 30 metros en la Praia do Norte.

Más allá de sus playas, Nazaré también posee algunos monumentos históricos y un animado mercado de comida. Ya sea si vienes por el surf o si quieres un día de relax de Lisboa, aquí tenéis lo que no os podéis perder de Nazaré.


Qué hacer en Nazaré

Divider


Disfrutad de las playas de Nazaré

Cuando visitéis Nazaré, tenéis que pasaros por la playa. Hay dos playas principales en la villa: Praia da Nazaré y Praia do Norte.

La Praia da Nazaré es una larga y arenosa playa que se encuentra en el centro, junto con tiendas y restaurantes de marisco. Sus arenas doradas atraen a ambos, turistas y locales, quienes van ahí a nadar o a practicar deportes acuáticos como el surf o el bodyboard. Mientras paseáis por la playa, os toparéis con barcas de pesca tradicionales y estantes donde mujeres venden pescado seco.


Un poco más al norte encontramos la Praia do Norte, un punto de encuentro para los surfistas. A diferencia de la Praia da Nazaré, esta playa no está supervisada y hay pocos negocios a su alrededor, así que es una playa mucho más aislada. Es famosa por sus inmensas olas que atraen a valientes surfistas de alrededor del mundo. Fue aquí donde Garrett McNamara surfeó una de las olas más grandes del mundo. El tamaño de estas olas es el resultado de un desfiladero subacuático en Nazaré, combinado con fuertes vientos y corrientes. Las olas son más pequeñas en verano, pero el viento hace que relajarse aquí sea difícil, así que para eso es mejor ir a la Praia da Nazaré.



Explorad el Mercado Municipal

A unos pasos de la Praia da Nazaré, encontraréis el animado Mercado Municipal. Aquí veréis puestos con productos frescos, desde fruta y hortalizas a queso y marisco de calidad. Una vez entréis, los vendedores locales os van a tentar con su exhibición de ingredientes llenos de color. Incluso algunas mujeres se visten con el atuendo de “las siete faldas”, que es típico en Nazaré. Aunque no compréis nada, vale la pena visitar el mercado y disfrutar de sus colores y aromas. Solo abre por las mañanas, así que aseguraros de ir antes de la hora de comer.



Dad una clase de surf

Nazaré es la tierra del surf, así que no hay mejor sitio donde aprender este deporte. A no ser que seáis surfistas expertos, no cogeréis las enormes olas de la Praia do Norte, pero eso no significa que no debéis surfear aquí. Hay otras playas con olas más pequeñas que dan más oportunidades a los principiantes. La Escuela de Surf de Nazaré ofrece clases privadas y en grupo cuyos precios oscilan entre los 25€ y los 60€ por persona. Incluso podéis reservar packs con 5 o 10 clases o una mini excursión surfista con comida incluida.



Súbete al funicular de Nazaré

Por encima de las playas de Nazaré, encontraréis o Sítio, un barrio asentado en un arrecife que ofrece unas increíbles vistas al mar. Podéis subir hasta ahí andando, pero la mejor manera de llegar es montando en el funicular de Nazaré. Originalmente fue diseñado por Raul Mesnie du Ponsard, uno de los alumnos de Gustave Eiffel. Este transporte funciona desde 1889, en un principio usaba una máquina de vapor, pero actualmente es todo eléctrico. Podréis cogerlo en la Rua do Elevador y el billete cuesta alrededor de 1,50€ por viaje.



Visitad la Iglesia de Nossa Senhora da Nazaré

Una vez estéis en Sítio deberíais visitar la Iglesia de Nossa Senhora da Nazaré. Esta iglesia, fundada en el siglo XIV, se expandió en el siglo XVII para acoger más peregrinos. Aún ahora es un sitio donde se realizan muchos eventos religiosos, como la Procesión en honor a Nossa Senhora da Nazaré, el 8 de septiembre. Al lado de la iglesia hay una diminuta capilla conocida como la Ermida da Memória, aseguraros que entráis para admirar sus increíbles paredes llenas de mosaicos.



Disfrutad de las vistas que ofrece el Miradouro do Suberco

Al borde de un precipicio, a 110 metros del nivel del mar encontramos el Miradouro do Suberco. Este mirador ofrece unas vistas espectaculares de la playa y el mar, así que venid aquí al final del día para presenciar una de las puestas de sol más bonitas de la costa de Nazaré.



Ved las olas en el Fuerte de São Miguel Arcanjo

Situado en un rocoso acantilado, el Fuerte de São Miguel Arcanjo es el mejor sitio para observar las olas gigantes de la Praia do Norte. El edificio data del siglo XVI y fue inicialmente creado por el Rey Sebastião para proteger Nazaré de los invasores extranjeros. El ejército francés asumió su mando por un tiempo, pero los habitantes locales consiguieron hacerlos fuera. Durante el siglo XX perdió sus fines militares y le añadieron un faro para respaldar las actividades pesqueras.


Al convertirse en una destinación muy popular entre los surfistas, el fuerte se convirtió en un mirador para los amantes del surf y los visitantes curiosos. Dentro encontraréis un centro de interpretación explicando el fenómeno de las olas de Nazaré, y también la Pared de los Surfistas, una pequeña exhibición que muestra tablas de surf de surfistas nacionales e internacionales.



Admirad el Monasterio de Santa María de Cós

Si visitáis Nazaré en coche, podéis parar en el Monasterio de Santa María de Cós, que se encuentra a unos 16km de la villa de Cós y data de 1670. Desde fuera se ve un poco destartalado, pero su interior está bien conservado, contiene un altar dorado, paredes de mosaicos y espectaculares techos pintados.



Recorrido por Nazaré n un día



Dónde comer en Nazaré

Los mejores restaurantes de Nazaré son: Sitiado, Rosa dos Ventos y Pangeia.

Como su mismo nombre indica, Sitiado se encuentra en el barrio de Sítio, a unos pasos de la iglesia. Este acogedor restaurante, decorado con artículos vintage y sillas de colores, se especializa en los tradicionales petiscos portugueses, desde un pastel de bacalao hasta una ensalada de pulpo. Podréis acompañar vuestra comida con una copa de vino o una cerveza artesana local.

Rosa dos Ventos está cerca de la Praia da Nazaré. Se trata de un pequeño restaurante que sirve deliciosos surtidos de pescados asados y marisco. Caminando desde la playa os llevará unos 5 minutos llegar a este restaurante.

El Pangeia está un poco más lejos y es un poco más lujoso. Tiene una terraza con vistas a Nazaré y al océano, incluso durante el invierno podréis sentaros al lado de la ventana y disfrutar de una comida con vistas al mar. El menú contiene una variedad de platos de marisco, aunque su especialidad es el pulpo.


Viajes de un día desde Nazaré

Si os quedáis un par de días por Nazaré deberías dedicarle un poco de tiempo a descubrir otros pueblos cercanos. Os recomendamos: Alcobaça, Fátima, Batalha y São Martinho do Porto.

Alcobaça es un humilde pueblo que se encuentra junto a los ríos de Alcoa y Baça, y es famoso por su monasterio del siglo XII. Aquí encontraréis las tumbas del Rey Pedro I y de Inés de Catro, una pareja portuguesa con una trágica historia de amor. Este pueblo también es famoso por su pão de ló, un pan dulce tradicional que podréis probar en las cafeterías locales. También podéis visitar la Quinta dos Capuchos, un viñedo cercano que ofrece excursiones de catas de vinos.

Fátima es uno de los lugares religiosos más importantes de Portugal. Cada año, miles de peregrinos se dirigen a su santuario, donde en 1917, tres pastores presenciaron la aparición de la Virgen María. Actualmente, este lugar de peregrinación es famoso mundialmente y posee una amplia variedad de monumentos religiosos, como una basílica, una capilla o una iglesia moderna. Los eventos más significativos en Fátima son sus Procesiones el 12 y 13 de mayo.

Batalha es un pequeño pueblo situado en el distrito de Leiria. Su principal atracción turística es un imponente monasterio gótico construido en el siglo XIV para celebrar la victoria portuguesa en la Batalla de Aljubarrota. Es uno de los sitios de Patrimonio Mundial más bonitos de Portugal, y mezcla la arquitectura gótica con elementos manuelinos, como las esculturas náuticas.

Para acabar tenéis São Martinho do Porto, una villa costera que no tiene más que unas pocas playas. Tiene una bahía resguardada, así que sus aguas están mucho más calmadas que las de Nazaré. A parte de nadar, también podréis disfrutar de actividades como la navegación o ir en canoa.


Dónde alojarse en Nazaré

Hay muchos alojamientos posibles en Nazaré, desde hoteles de lujo a apartamentos privados. Os recomendamos reservar un apartamento con Feel Nazaré – Boutique Apartments o una habitación en Villamar Style Maison.

Feel Nazaré es una buena opción para una larga estancia en Nazaré. El edificio se encuentra justo en el centro de la villa, así que llegaréis a la playa andando en menos de 5 minutos. Cada apartamento tiene una pequeña cocina con fogones y nevera que os permitirá prepararos vuestras comidas cuando queráis.

El Villamar también se encuentra cerca de la playa. Se trata de un moderno hotel que ofrece diferentes tipos de habitaciones que pueden alojar hasta cuatro personas. Durante vuestra estancia, podréis disfrutar de su piscina exterior y de su bar que abre hasta la medianoche. También ofrece servicios adicionales, como desayunos o aparcamiento en sus instalaciones.

Volver a la página de inicio